Autor

 

 

 

La pieza;

en la mano de la historia,

muslo de una pieza en combate por su territorio.

Hazme de vidrio,

recipiente de la acción. Hoy vendido.

Control macizo en el que ha dibujado

bajo la forma de lo antiguo:

vidrio,

sonaja para despedidas.

Volcánico y oscuro como la fiebre

de un lagarto: hazme tzinapu de tarascos,

crueles puntas para llagar la noche

y el pasillo central.

El viaje negro.

A más tardar cuentas, adornos.

Un sitio por el cual se enhebre una proeza técnica,

la araña sobre su tela que ni el soplador

de turno podría alimentar

con su oxígeno.

Vidrio,

un perpetuo

recomenzar de la vida del vidrio,

en torno al círculo la base de una idéntica

respiración. Agítase.

[…]